Seguridad en la nube: 5 cosas que deberías de saber

Seguridad en la nube: 5 cosas que deberías de saber

La computación en la nube es un sistema informático basado en Internet. Este permite que las empresas o los particulares gestionen archivos y utilicen aplicaciones sin tener que instalarlas en el ordenador y usando Internet.

Con este sistema, cualquier persona puede acceder a lo que se tenga almacenado en la nube, ya que todo se guarda dentro de la red de Internet.

Sus ventajas son:

  • Prestación de servicios a nivel mundial.
  • Si se tiene una buena infraestructura, permite al proveedor de contenidos en la nube no tener que instalar un nuevo software.
  • Es un proceso más rápido, ya que los archivos no tardan tanto en estar disponibles.
  • Cuenta con actualizaciones automáticas.

Pero sus desventajas son:

  • Se tiene que tener siempre conexión a Internet.
  • Los datos están expuestos a otra gente, por lo que pueden haber robos de información.
  • La falta de seguridad (tema en el que nos vamos a centrar)
  • La información está expuesta a terceros, que pueden acceder a ella o robarla.

Como ya se sabe, la seguridad en Internet es una gran preocupación entre los usuarios. Y al referirse a la computación en la nube no va a ser menos, sobre todo después del último caso más reciente, el del robo de fotos de las celebridades. Por eso, los expertos recomiendan tomar unas medidas para reducir los riesgos en la nube, estas son:

  • Hacer las contraseñas más largas y seguras (más de 8 caracteres, con minúsculas, números…)
  • No subir a la nube esos archivos que sean más importantes y sensibles.
  • Encriptar los contenidos antes de enviarlos.
  • Vigilar el software antivirus y tenerlo siempre actualizado.

Para un empresa subir sus datos a la nube es un proceso largo pero que les merecerá la pena. Pero tiene que tener cuidado a la hora de elegir el proveedor que protegerá sus datos.

Para ello, se deben de hacer las preguntas adecuadas a los proveedores sobre la seguridad en la nube, esas preguntas son:

  1. ¿Quién tiene acceso a mis datos en la nube?

El proveedor tiene que tener acceso a los datos, pero hay que controlar que no sea posible enviarlos o copiarlos.

  1. ¿Cómo se protegen los datos?

El proveedor tiene que dar  información clara de la protección de datos  que tiene, la encriptación y cuantas copias de seguridad realiza, ya que tiene que ser constantes.

  1. ¿Qué hacer cuando algo sale mal?

Cuando algo sale mal se tiene que poder interrumpir los intentos de robo de datos, pérdidas de datos…

  1. ¿Cómo migrar mis datos?

Siempre hay que saber cómo va a llegar la información y cómo puedes recuperar tus datos en la nube si por ejemplo, se cambia de un proveedor a otro.

  1. ¿Cómo se manejan los incidentes de seguridad?

Es importante preguntar a los proveedores como van a manejar una situación de peligro pudiendo poner ejemplos de situaciones semejantes con otros clientes.