Ataques DDos ¿Cómo podemos evitarlos?

Un ataque DDos (Distributed Denial of Service) es un ataque que intenta inhabilitar un sistema de red o de ordenadores, bloqueando así el acceso de los usuarios al sitio web. Este ataque puede producir que la página cargue más lentamente o, como ya se mencionó antes, puede bloquear el tráfico en la página. Se genera sobrecargando el ancho de banda del servidor, los recursos disponibles o explotando los fallos del software.

Los hackers utilizan los ataques DDos porque son más baratos, difíciles de detectar y muy eficaces. Son difíciles de detectar porque utilizan conexiones a Internet normales e imitan el tráfico autorizado.

Por eso hay que estar preparados para poder evitar ataques DDos, ya que cualquiera persona puede ser víctima de ellos. Para ello hay que:

  • Se debe de conocer el ISP, ya que en muchos casos es el primero en defender el sistema de red contra un ataque DDos.
  • Se debe de revisar la configuración de los routers y de los firewalls para poder detectar IPs que no sean válidas y puedan ser dañinas.
  • Se debe de monitorizar el tráfico de entrada y salida para poder identificar y prevenir posibles ataques DDos.
  • Se debe mejorar la fuerza y reforzar la flexibilidad de la red con herramientas de gran rendimiento.
  • Si no se puede prevenir un ataque DDos, hay que tener un plan de respuesta a incidentes, donde cada persona tiene que saber que trabajo tendría que realizar para intentar pararlo.
  • Se debe de limitar el número de conexiones totales y de un único usuario, así como las nuevas conexiones.
  • También se debe de limitar el uso de recursos, como el CPU, la memoria, etc. Cuando se utilizan sistemas compartidos o virtuales.
  • Realizar auditorías para corregir fallos y puntos débiles del servicio.

Como punto final, añadir que estos ataques DDos ocurrirán a lo largo del tiempo y siempre habrá que tener un método de prevención con los recursos adecuados para evitarlos.